Portada
China
Internacional
Sociedad
Economía
Ciencia
Deportes
Cultura
Gente
ENLACES
Viaje
Aprenda chino
Cine
Salud
Mercado de antigüedades Panjiayuan

Situado en el oeste del puente Panjiayuan y este del tercer anillo, el mercado de antigüedades Panjiayuan se encuentra en lugar muy accesible. El mercado ofrece principalmente antigüedades, arte y artesanía. Tiene además la fama de ser uno de los mercados más baratos de antigüedades de Beijing, atrayendo tanto a turistas extranjeros como a turistas del país.

Si desea visitar tanto tiendas con escaparates como comprar artículos de colección, allí realmente encontrará lo que busca. Incluso Hilary Clinton ha comprado en el famoso Panjiayuan.

Con tantos puestos que venden artículos similares, es el perfecto lugar para los cazadores del regateo. Y aunque hay artículos genuinos que se pueden encontrar, es difícil saber el mejor acuerdo ante la falsificación, particularmente si no se es un experto.

El mercado Panjiayuan cubre un área de 4,85 hectáreas y acoge a 3.000 puestos de venta. Es el mercado más grande de su tipo tanto en China como en Asia.

Solía ser un mercado sólo de fin de semana, pero tras la renovación, ahora se abre todos los días de la semana. Sin embargo, los sábados y domingos siguen siendo los mejores días para visitar.

Artículos de segunda mano, arte, artesanía y antigüedades son las principales transacciones del mercado. También se encuentra de oferta la imitación de muebles antiguos, lo que se conoce entre los chinos como “cuatro tesoros del escritorio” (pinceles, tinta, tintero de piedra y papel), libros antiguos y pinturas, jade, cerámica, monedas antiguas chinas y extranjeras, esculturas de bambú y de huesos de animales, muñecas de cuero o marionetas para sombras chinescas y un amplio abanico de máscaras de la ópera china.

Reliquias budistas, trajes étnicos, ropa, artículos de “la revolución cultural” (1966-76) y artículos de uso diario, todo, se puede encontrar en el mercado.

Comerciantes de 24 provincias, municipios y regiones autónomas tienen puestos en el mercado, así como de varias minorías étnicas.

El mercado de Panjiayuan es, sin duda, un mercado empaquetado con cultura tradicional.

· Historia

Establecido inicialmente como “mercado pulga” organizado por pequeños comerciantes en un hutong del distrito de Chaoyang en 1980, se trasladó a su actual ubicación en 1995.

Los pekineses que necesitaban dinero en la década de los 80 fueron los primeros en ofertar los trabajos de arte de sus colecciones familiares y venderlas los fines de semana. Como el comercio entre los individuales estaba prohibido en ese tiempo, todo el mundo debía vigilar la presencia de la policía a todas horas.

En los primeros días, el mercado al aire libre abría sólo durante unas horas cada día. También se le llamó “mercado fantasma”, que significa mercado negro. El mercado de material gráfico extravagante se desarrolló rápido. En 1990, las calles de los estrechos hutongs estaban tan abarrotadas los fines de semana que los comerciantes trasladaron sus “puestos” al pequeño camino de árboles junto al puente Panjiayuan.

Escondidos entre los árboles los vendedores ambulantes repartían sus antigüedades en las sombras de los peñascos. Muchos de ellos eran campesinos de la periferia de Beijing o de las vecinas provincias que vendían sus artículos que habían reunido poco a poco en sus pueblos.

Fue sólo en 1994 cuando el comercio del arte y las subastas se legalizaron. Desde entonces el mercado de incontables artículos de arte ha proliferado en toda la ciudad.

Las autoridades locales desearon poner final al negocio en el camino de árboles pero no lo lograron. Entonces decidieron construir un mercado adecuado y que los vendedores pagaran una renta.

Y así el mercado de antigüedades Panjiayuan comenzó en 1995, como primer mercado legal de antigüedades.

Los espacios de los puestos están tan solicitado que muchos poseedores de puestos subarriendan sus puestos a otros por tarifas diarias mucho más altas de lo que ellos pagan, consiguiendo ellos mismos un pingüe beneficio sin tener que vender absolutamente nada.

· Diseño del Mercado

El Mercado está dividido en seis partes:

En la parte oeste del mercado nos encontramos con un área abierta donde están las grandes esculturas de piedra que se agotan por camiones.

Junto a esta improvisada sección de esculturas hay un edificio de dos plantas que expone muebles modernos y tradicionales.

La vasta sección media es un área semicubierta que forma la principal parte del mercado. Esta sección está abierta sólo los fines de semana.

En la parte más meridional nos encontramos con una calle ancha donde se venden libros de segunda mano y pergaminos. Se pueden encontrar además versiones más baratas aunque menos auténticas de los mismos artículos de otros puestos.

Una gama de artículos de arte antiguo y artesanía están en venta en los puestos de la parte oriental del mercado en una gran yarda.

Las antigüedades más exquisitas y de más alta categoría, y la cara artesanía se venden en las pequeñas tiendas interiores, que rodean el mercado en el norte y este.

Y desde que el nuevo mercado abrió, los puestos de su área semicubierta del centro se han dividido en cuatro zonas según sus artículos de venta.

· Cómo encontrar la zona en el mercado

La parte sureste se llama Zona Uno por los veteranos del Panjiayuan. Aquí, encontrará pasillos de colecciones de pinturas chinas, caligrafías, abalorios y jade.

Lo que el nuevo visitante necesita para entender es que aunque las pinturas y las caligrafías normalmente son hechas a mano, son producidos en masa y por ello no son muy caros.

En la Zona Dos o sección nordeste, encontrará abalorios, vasijas de bronce, jarrones de cerámica y muebles pequeños de madera.

Aquí también puede encontrar curiosidades de la época de la “revolución cultural” a precio razonable.

Caminando alrededor de la parte suroeste llegamos a la Zona Tres, donde los visitantes serán invitados a una exposición de arte étnico y artesanía, baratijas, antigüedades y ropas. Muchos de estas mercancías proceden de Tíbet.

Se dice que uno encontrará una colección más completa de reliquias de cultura tibetana en Panjiayuan que en los propios pueblos tibetanos.

La cerámica china acapara la mayor parte del espacio en la Zona Cuatro, la sección noroeste. Y lo que el comprador necesita saber es que la mayoría de estos objetos no son antigüedades.

Las falsificaciones de la cerámica china se han convertido en muy buena, haciendo muy difícil para los clientes saber cuales son artículos verdaderos y cuales falsificados. Algunos de los trucos que hacen para falsificar incluye la técnica del ácido para oxidar los bronces calados, y el entierro del jade de poca calidad entre estiércol para darle un aspecto antiguo.

Pero ahora, si pregunta a muchos vendedores confiesan que sus artículos son falsos pero que decoran las casas y por supuesto a precios más razonables.

· ¿Verdadero o imitación?

Consejos para saber si es verdadero o imitación:

De acuerdo con el comerciante de un establecimiento de muebles antiguos de Beijing, la manera más fácil de saber si una pieza es realmente una antigüedad es levantarla. Una pieza antigua auténtica, generalmente está hecha de madera firme, y debe ser mucho más pesada que una que no lo es.

Si golpea sobre las tablas, se producen diferentes sonidos. La madera de una pieza falsa es generalmente más delgada y emite sonidos más claros y ásperos.

La superficie de la mesa y las puertas de los armarios, si verdaderamente se trata de antigüedad, tiene una textura más fina que la mayoría de las réplicas, un signo de talento artístico.

· Cómo llegar

Situación: 100m al oeste del puente Panjiayuan al este del tercer anillo.

· Horario de apertura

8:30 - 18:30 de lunes a Viernes

4:30 - 18:30 sábado y domingo

Imprimir | Recomiende el artículo | Escríbanos
Copyright © China Internet Information Center. All Rights Reserved
E-mail: webmaster@china.org.cn Tel: 86-10-68326688