China>
spanish.china.org.cn | 22. 06. 2022 | Editor:Teresa Zheng Texto

Práctica de boxeo chino se abre camino en Cuba

Palabras clave: boxeo, Cuba

Imagen del 18 de junio de 2022 de atletas cubanos participando durante una práctica de sanda en un recinto deportivo, en el municipio de Regla, en La Habana, capital de Cuba.


La práctica del sanda o boxeo chino ha comenzado a abrirse camino en Cuba, donde el béisbol, el fútbol y el boxeo continúan acaparando la atención de la mayoría de los amantes del deporte.

Tal es el caso del trabajador del sector pesquero en La Habana, Jorge Luis Oliva, para quien la práctica del sanda ha sido una de las grandes pasiones de su vida en las últimas dos décadas e incluso es parte del grupo fundador que ha impulsado el desarrollo de este arte marcial en el país.

"El sanda se ajusta mucho al sistema de competencia que hay ahora mismo en el mundo. Es un modo de vida porque te educa, te disciplina, te enseña valores y te ayuda a crecer ante las dificultades. No sólo es un sistema de combate y pelea", destacó el joven en entrevista con Xinhua.

Tras haber dejado atrás sus mejores años como atleta, el joven de 37 años se desempeña en su tiempo libre como instructor de la academia de sanda en el país caribeño, ubicada en una estrecha calle del ultramarino pueblo de Regla, en la capital cubana.

"Esto es algo que se lleva en el corazón, son muchos años. Hemos buscado la manera de seguir hacia adelante y que el sanda sea cada vez más reconocido a nivel de país", agregó.

En Cuba existen unos 600 practicantes de este arte marcial chino, fundamentalmente en las provincias orientales de Santiago de Cuba y Granma, así como en La Habana, donde residen la mayoría de los atletas.

El presidente de la Asociación Cubana de Sanda, Frank Cazón, resaltó que tienen como propósito continuar extendiendo su trabajo en el territorio nacional y crear una estructura de dirección que abarque a todas las regiones del país.

"Los entrenamientos aquí incluyen sesiones para niños tres días a la semana, y seis días para los juveniles y los adultos. Una de las claves fundamentales que tiene esto es su carácter formativo. Nos interesa fomentar el amor, el respeto y los valores entre los practicantes", precisó.

La práctica del sanda empezó en Cuba en el año 2000, luego de que Cazón y un grupo de amantes de las artes marciales decidieron aventurarse en el empeño de fundar una academia con escasos recursos, pero "muchas ganas''.

Ambientada con dibujos de caracteres chinos en sus paredes y equipada con unos pocos sacos de boxeo, un "set" de aparatos para fortalecer los músculos y un tatami, la academia de sanda abre sus puertas regularmente para competencias entre practicantes de diferentes municipios de La Habana, quienes llegan a este sitio ávidos por medirse ante otros contendientes.

Entre ellos se encuentra, la joven Aris Cerpa, de 21 años, quien fue parte de la selección nacional de natación artística en Cuba y ahora ha decidido asumir un nuevo reto en el mundo del deporte.

"Trato de mantener una dieta saludable para estar en forma. Creo que cada vez estoy más cerca de lo que espero. Quiero darme a conocer en el mundo y participar en las ligas profesionales. Es un camino muy largo, pero posible", comentó a Xinhua.

La Federación Cubana de Sanda está reconocida por el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación de Cuba, está afiliada a la Asociación Panamericana de Artes Marciales y mantiene contactos de trabajo con la federación Shou Rou Jing, una organización para el desarrollo de las artes marciales chinas.

En la academia de sanda se realizan desde eventos municipales, provinciales y nacionales hasta torneos y un encuentro de retadores que convoca a practicantes de artes marciales de diferente origen.

Además, ha recibido atletas de Perú, Venezuela y Colombia para realizar bases de entrenamiento.

Rancel Cárdenas, un joven de 19 años del municipio habanero de Arroyo Naranjo, espera que "con esfuerzo y sacrificio" el sanda pueda llevarlo por el camino del éxito en el futuro inmediato.

"Estoy practicando esto desde los cinco años. De muchacho siempre tuve la influencia de mi papá, quien es mi entrenador. Creo que es un deporte muy completo porque incluye manos, pies y proyección. El deporte y la competencia me han ayudado mucho a crecer como ser humano", agregó.


   Google+