Opinión>
spanish.china.org.cn | 03. 03. 2022 | Editor:Teresa Zheng Texto

China ha sido un blanco constante del ciberataque estadounidense

Palabras clave: ciberataque, NSA, China

Ataque Cibernético: VCG


La Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos ha lanzado ataques cibernéticos contra 47 países y regiones a lo largo de 10 años, con departamentos gubernamentales chinos, compañías de alta tecnología e institutos con vínculo militar entre los blancos, así lo informó la firma de seguridad en Internet 360 el miércoles.

Los expertos advirtieron que bajo la vigilancia de la NSA, la privacidad y datos sensibles de cientos de millones de personas en el planeta están expuestos, "es como correr desnudo", afirmaron.

Asimismo, culparon a Washington y a los políticos detrás de la entidad por centrarse solo en intereses propios. Dicha invasión infringe seriamente los intereses legítimos de los ciudadanos chinos y del mundo, destacaron.


China, objetivo clave

La agencia está afiliada al departamento de Defensa de Estados Unidos, especialista en vigilancia de comunicaciones electrónicas. Su principal misión es recopilar información de diversos países, exponer actividades de espías potenciales y brindar datos de inteligencia al Gobierno estadounidense.

Por mucho tiempo, con el propósito de recolectar inteligencia, la NSA lanzó  ataques a gran escala en el mundo, con China como una de sus principales víctimas.

Según la compañía, desde el 2008, han capturado una gran cantidad de programas complejos. A través de un largo análisis y la evidencia de campo de múltiples víctimas, junto con inteligencia de amenazas globales y pistas del escándalo PRISM y los grupos de hackers "Shadow Broker", la firma confirmó las intrusiones a empresas líderes durante más de 10 años.

"Encontramos que la agencia los organizó contra blancos en China, como el Gobierno, las finanzas, institutos de investigación científica, operadores de comunicaciones, en educación, industrias militares, aeroespaciales y tecnológicas, con una gran proporción de estas últimas, indicó el especialista.

De acuerdo con los códigos del servidor Foxcid descritos en los documentos clasificados de la NSA, también se sabe que estas incursiones tuvieron como destino 47 países y regiones, incluido el Reino Unido, Alemania, Francia, Corea del Sur, Polonia, Japón e Irán, con 403 objetivos, añadió.

La agencia ha esgrimido numerosos planes para monitorear dichos puntos. El experto apuntó que vía el análisis estadístico de la configuración extra de su validador exclusivo, se estima que la potencial operación contra China es muy grande. "El pronóstico más conservador es cientos de miles o incluso millones de computadoras infectadas".


No hay escapatoria

360 nombró al grupo hacker de la NSA como APT-C-40 y descubrió que la agencia había apuntado a importantes compañías durante más de 10 años.

Estas incursiones, iniciadas en 2010, coinciden con un plan específico de red bélica de la NSA. Mediante diversas técnicas ocultas, la entidad atacó servidores clave de administración y terminales de un gran número de empresas.

El experto también reveló que las tácticas principales eran variadas y encubiertas, incluido el clandestino UnitedRake, el sistema de ataque QUANTUM y el servidor falso FOXCID.

El QUANTUM es la herramienta de ofensiva más poderosa. Establecida en 2004, es capaz de monitorear, interceptar y utilizar datos que la NSA recopila de la red de comunicación global y del sistema de Internet.

FOXCID es una potente plataforma de ataque, diseñada por la NSA, que permite a operadores de poca experiencia participar en ciberataques. Es una poderosa "herramienta de invasión a gran escala".

El especialista en seguridad dijo fuera del campo de batalla físico, el ciberespacio también es otro ámbito de las potencias. Una vez que la organización APT entra a la carga en un país, puede paralizar el transporte, la banca, la aviación, los sistemas de agua y electricidad. Además, de dañar la estabilidad política y la vida económica del país.

El sector de las comunicaciones ha sido un objetivo clave de la NSA, con recopilación secreta de datos personales por mucho tiempo, lo que resulta en una gran cantidad de información privada de usuarios como identidades, propiedades, domicilio e incluso mensajes de voz y grabaciones, con el riesgo de su toma, abuso o transferencia maliciosa al extranjero, detalló el experto.

El interés político es el único enfoque para el Gobierno y los políticos detrás de la NSA. Han tratado los derechos humanos como una pieza de juego y su intrusión viola seriamente los intereses legítimos de los chinos y de otras personas en el mundo, sentenció.


   Google+