Noticias>
spanish.china.org.cn | 14. 10. 2021 | Editor:Teresa Zheng Texto

Programa ecológico 'Línea roja' en países de la Franja y la Ruta

Palabras clave: COP15, línea roja, la Franja y la Ruta

Parque Nacional Tropical de Hainan, provincia de Hainan, en el sur de China, 9 de septiembre de 2021.


El programa ecológico "línea roja" de China, ampliamente aclamado por representantes extranjeros en la COP15, se espera que sea un gran aporte a la conservación mundial de la biodiversidad si se aplica en otros países, dado que China busca compartir su experiencia, inicialmente con economías a lo largo de las rutas de la iniciativa de la Franja y la Ruta, indicó el miércoles un alto funcionario del Ministerio de Ecología y Medio Ambiente de China.

Un experto británico ha completado los estudios para la demarcación de líneas rojas en algunos países asiáticos a partir de métodos chinos, y los resultados preliminares muestran que los hallazgos va en línea con las condiciones locales, lo que significa que el modelo puede promoverse en otros lares, señaló Gao Jixi, director del Centro de Uso Satelital en Ecología y Medio Ambiente de la mencionada cartera, al margen de la COP15 en la provincia de Yunnan, en el suroeste de China.

Gao apuntó que China planea primero impulsar el proyecto en las naciones a lo largo de las rutas de la Franja y la Ruta antes de ir a nivel mundial.

Varios participantes extranjeros entrevistados, incluido el embajador noruego en China, Signe Brudeset, expresaron su voluntad de aprender más sobre el sistema.

Iniciado en 2011, el programa "línea roja" de conservación identifica zonas ecológicas cruciales del país e implementa una estricta protección en ellas.

Hasta ahora, no menos del 25 % del territorio yace dentro de sus límites, cubriendo áreas críticas de función ambiental, ecológicamente sensibles y vulnerables, y vitales para la biodiversidad, informó el ministerio.

El sistema "línea roja", un método innovador de conservación de la naturaleza, expande el alcance de protección, mejora su esencia y fortalece la capacidad de lucha frente al cambio climático, precisó Gao, líder del equipo chino de investigación del proyecto Post-2020 Global Protección de la Biodiversidad.

"Creo que al establecer líneas rojas, China se convertirá en el primer país en alcanzar el 30 % de zonas protegidas para el 2030", añadió.

China trabaja con una organización internacional para desarrollar un kit de herramientas sobre cómo realizar las demarcaciones y lo optimizará para fomentarlo en los países más adecuados, dijo Gao.

Alice Hughes, del Centro de Conservación Integral del Jardín Botánico Tropical Xishuangbanna, adscrito a la Academia de Ciencias de China, dijo que el programa amplía las fronteras en lo que a manejo del entorno ecológico se refiere, y es el primer método sistemático de gestión del uso de la tierra en China.

"Esperamos que tales herramientas ayuden a otros países a cumplir sus objetivos post-2020 a partir del programa línea roja", dijo, señalando que una investigación sobre su aplicación en el sudeste asiático saldría muy pronto.

"La línea roja de China puede establecerse con inversiones chinas en el exterior, y eso sería un movimiento muy audaz en términos de cómo vamos a desarrollarnos, vamos a ayudarte a hacerlo”, recalcó.


   Google+