Opinión>
spanish.china.org.cn | 07. 04. 2021 | Editor:Eva Yu Texto

China comparte experiencias en el alivio de la pobreza

Palabras clave: China, alivio de la pobreza

 

  

La filosofía del Partido que toma a las personas como el centro y un compromiso para ejecutar tareas: elementos cruciales para la victoria


A aquellos países que se baten por aliviar la pobreza extrema se les aconseja formular planes de alivio con base en las condiciones locales y adoptar un enfoque “científico”, mientras definen el umbral de la pobreza, objetivos y estrategias de sus propias campañas, afirmó un funcionario chino el martes.

“Eso se debe a que cada país y cada región se enfrentan a condiciones diferentes, y las decisiones deben basarse en situaciones reales” afirmó Wang Zhengpu, director de la Administración Nacional para la Vitalización Rural, que comenzó a operar en febrero, tras remplazar a la Oficina del Grupo Dirigente para al Alivio de la Pobreza y el Desarrollo del Consejo de Estado, otrora agencia encargada de los trabajos contra la pobreza.

El Partido Comunista de China (PPCh) impulsó durante largas décadas la campaña para la reducción de la pobreza en el país más poblado del mundo, “paso a paso”, con “esfuerzos continuos”, y con un enfoque diseñado a la medida. Estas son algunas de las “experiencias más valiosas” que determinaron el éxito, afirmó Wang en una rueda de prensa. El funcionario respondió a las preguntas de los medios sobre cómo la experiencia para el alivio de la pobreza de China puede servir como referencia a otros países.

China sacó a más de 760 millones de residentes rurales de la pobreza extrema tras desplegar reformas de amplio espectro en 1978, según el libro blanco titulado Alivio de la Pobreza: Experiencias y Contribuciones de China, que salió a la luz el martes. El texto detalla que el número de chinos que abandonaron la pobreza ocupa más del 70 por ciento de las personas empobrecidas del mundo en ese periodo, según las mediciones del umbral de la pobreza establecidas por el Banco Mundial.

El presidente Xi Jinping, también secretario general del Comité Central del Partido Comunista de China y presidente de la Comisión Militar Central, anunció en febrero que China había registrado una “victoria completa” en su lucha contra la pobreza absoluta.

Xu Lin, subdirector del Departamento de Publicidad del Comité Central del PCCh y ministro de la Oficina de Información del Consejo de Estado, indicó que el libro blanco ofrece una “visión panorámica” de la causa prolongada del país para la reducción de la pobreza.

“La práctica de la reducción de la pobreza en China muestra que la pobreza no es un destino ni tampoco es invencible”, acotó.

Al condensar la experiencia que otras naciones desean emular, Wang indicó que los logros fueron posible gracias a varios factores cruciales, tales como la filosofía del Partido que se centra en las personas y su compromiso con las tareas, el crecimiento económico sostenido del país y un involucramiento amplio en las figuras no gubernamentales en la lucha.

“Estas son las fuerzas políticas, institucionales y de organización del PCCh”, explicó.

Esta año también marca un momento decisivo para las políticas rurales de China. Antes, las autoridades centrales habían dado prioridad a la reducción de la pobreza en el vasto sector rural como parte de un esfuerzo amplio para edificar en China en una “sociedad moderadamente próspera en todos los sentidos” para este año, en el que el PCCh cumple su primer centenario.

Puesto que China ha logrado éxitos en la erradicación de la pobreza absoluta, el país se ha embarcado en la vitalización de zonas rurales, una tarea que es central para conducir la modernización de la nación, que continuará su avance hasta mediados del siglo.

Para evitar un retroceso a gran escala al terreno de la pobreza, Wang indicó que la nueva administración mantendrá una supervisión en los niveles de ingresos de las aún familias vulnerables.

“Los principios son la identificación, intervención y asistencia tempranas”, explicó Wang. También entre los puntos que estarán bajo observación están el acceso a hogares seguros, la educación obligatoria, el sistema sanitario asequible y el agua potable, indicadores que se adoptaron para trazar el progreso de la reducción de la pobreza además del umbral de pobreza monetario de 2.300 RMB (351 USD) de ingreso per cápita. Ese umbral se estableció hace más de una década y se ajustó anualmente en atención a la inflación. Hong Tianyun, subdirector de la Administración, indicó que esto se ajusta a la situación de China.

La Administración ha creado un periodo de transición de cinco años durante el cual las políticas favorables adoptadas en la era de la reducción de la pobreza se ejecutarán. Los funcionarios han hecho promesas de apoyar el desarrollo industrial en regiones menos desarrolladas y mantener el apoyo a través de toda la sociedad.

Hong indicó en la rueda de prensa que la asistencia de seguimiento es de gran importancia entre los 9,6 millones de residentes rurales empobrecidos que se han trasladado de caseríos aislados entre 2016 y el año pasado, una escala inédita a nivel mundial.

Una mayor capacitación vocacional se les impartirá y mayores esfuerzos se emprenderán para desarrollar las industrias locales las que, a su vez, crearán empleos que se corresponderán con la demografía local y que impulsarán los servicios de la comunidad, agregó.

“Trabajaremos para estimular el sentido de pertenencia y felicidad entre los colonos”, enfatizó.


   Google+