Noticias>
spanish.china.org.cn | 16. 09. 2020 | Editor:Teresa Zheng Texto

El “Héroe del Pueblo” enseña las virtudes chinas en trabajo sobre la MTC

Palabras clave: Zhang Boli, medicina tradicional china

Zhang Boli, segundo desde la izquierda, participa en un seminario sobre literatura y cultura tradicional china en la Academia Jiangling de la Universidad de Nankai el 10 de septiembre de 2020.


Tratar a pacientes y dar conferencias en las universidades son tareas normales para Zhang Boli, de 72 años, académico de la Academia China de Ingeniería y presidente de la Universidad de Medicina Tradicional China de Tianjin.

El 8 de septiembre, Zhang recibió el título honorífico nacional de "Héroe del Pueblo" por sus destacadas contribuciones a la lucha del país contra la pandemia del nuevo coronavirus.

El septuagenario comentó que el título honorífico se siente "demasiado pesado para que lo lleve una sola persona" y que el honor realmente pertenece a los 42.000 miembros del personal médico que se apresuraron a apoyar a Wuhan, en la provincia de Hubei y la provincia en general.

Durante la pandemia, Zhang dirigió un equipo de expertos en medicina tradicional china para ayudar a la metrópoli a superar su peor momento.

Como la eficacia de la medicina tradicional china fue respaldada por los resultados clínicos, Zhang ha compartido la experiencia de su equipo con profesionales médicos en otros países a través de plataformas en línea y videoconferencias.

China ha compartido terapias de medicina tradicional china, recetas y experiencia clínica para abordar la COVID-19 con más de 80 países y regiones, según la Administración Nacional de Medicina Tradicional China.

"Siempre estamos abiertos a compartir nuestra experiencia", señala Zhang. "Espero que la MTC pueda ayudar a más personas en todo el mundo".

Después de su regreso de Beijing, Zhang reanudó su tratamiento regular de pacientes en el hospital el 9 de septiembre. Algunos pacientes tenían visitas programadas un día antes, pero esas citas se pospusieron debido a la ceremonia de premiación.

Jiang Feng, médico del Hospital Baokang afiliado a la universidad, destacó que mucha gente admira a Zhang por sus virtudes tradicionales chinas. Recordó que Zhang repite siempre que el compromiso con las buenas obras y la dedicación a la benevolencia son los requisitos básicos para un médico de medicina tradicional china.

Jiang relató que cuando Zhang regresó, no disminuyó la velocidad. Continuó trabajando en el hospital, recibiendo a 30 pacientes durante tres horas todos los días.

Guo Yi, decano del Instituto de medicina tradicional china de la universidad, apunta que: "Zhang está muy interesado en aprender lo inédito. Estaba tratando de adquirir habilidades fotográficas para tomar fotografías de la lengua de los pacientes; importantes para el diagnóstico de la medicina tradicional china".

Zhang pensó que contratar a un fotógrafo profesional para tomar las fotos era demasiado caro, así que lo intentó él mismo.

Además, Zhang aprecia la poesía china y escribiría un poema para registrar momentos que le impresionan, confesó Guo. Durante sus días en Wuhan, Zhang escribió decenas de poemas para alentar a sus pacientes y colegas a luchar contra la pandemia.


   Google+