Noticias>
spanish.china.org.cn | 14. 01. 2020 | Editor:Teresa Zheng Texto

La popularidad de las cenas de Año Nuevo Chino fuera de casa

Palabras clave: Año Nuevo Chino

Visitantes observan réplicas de platos para la víspera del Año Nuevo Chino en una muestra tradicional en Xian, provincia de Shaanxi, el 11 de enero de 2020.


A Su Zhihao, residente de Shanghai, le tomó varias llamadas telefónicas y visitas personales a 3 restaurantes para reservar una cena familiar la víspera del Año Nuevo chino.

La reunión de los seres queridos en la fecha ha sido por mucho tiempo una parte esencial del festejo más importante de China, conocido también como Fiesta de la Primavera, este año el 25 de enero.

"Antes de casarme, solíamos comer en casa", dijo Su, de 30 años. "Este año, nos reuniremos con la familia de mi esposa".

Aun cuando Su espera con ansias el gran reencuentro, una fiesta familiar en casa puede ser todo un desafío.

"Por ello decidimos ir a un restaurante, pero es realmente difícil encontrar uno adecuado a menos de un mes antes de las vacaciones", afirmó.

Por apropiado, Su se refería al precio, al tipo de cocina, la ubicación y, por último, pero no menos importante, la disponibilidad. Las reservas en los principales restaurantes se han agotado en las principales ciudades pese al oneroso desembolso, debido al incremento en los costos de mano de obra y alimentos, especialmente la carne de cerdo.

"Todas nuestras mesas y salas para la víspera de la Fiesta de la Primavera ya están reservadas", dijo Wang Shijia, subdirector de Lubolang, uno de los restaurantes tradicionales más famosos de Shanghai. Muchos dignatarios extranjeros, como el expresidente de los Estados Unidos Bill Clinton y la reina Isabel II, se cuentan entre sus comensales.

Con 10 platos, tres bocadillos dim sum y un plato de frutas, el local, que completó una renovación en octubre, ofrece paquetes festivos para 10 personas de 3988 yuanes a 6888 yuanes ($ 570-980).

"Incluso antes de la reapertura, nuestros clientes ya nos estaban llamando para reservar su mesa de cara al nuevo año”, resaltó Wang.

La demanda es similar en otras ciudades como Beijing y Xian, capital de la provincia de Shaanxi.

Guan Na, director de eventos del Crowne Plaza Beijing Lido, indicó que el hotel ha dispuesto de combinaciones de fin de año para familias de distintos tamaños, las cuales han probado ser muy populares.

Dong Hui, gerente del recién inaugurado hotel Hualuxe en Xian, anotó que se ofrecieron 15 mesas para la cena de la víspera del nuevo año y la mayoría ya está ocupada.

"Tradicionalmente, son los padres chinos quienes preparan las comidas de la reunión familiar en casa, pero a medida que más hijos desean ahorrarles el trabajo y que descansen el último día del año lunar, la gente acude a nosotros", explicó Dong.

Su, quien finalmente reservó una cena de 4000 yuanes para 15 personas en una sala privada de un restaurante, estuvo de acuerdo en que la conveniencia es la razón principal detrás de la demanda.

"Cuantas más personas nos reunamos, más festivo será el ambiente”, apuntó, "pero solo cuando no tienes que preocuparte por la cocina".


   Google+