Noticias>
spanish.china.org.cn | 02. 12. 2019 | Editor:Teresa Zheng Texto

La Academia de Ciencias de China busca profundizar su internacionalización

Palabras clave: la Academia de Ciencias de China, internacionalización

Academia de Ciencias de China.


La Academia de Ciencias de China mejorará sus mecanismos para apoyar una cooperación científica global eficiente y beneficiosa, y se esforzará por atraer más talento extranjero a China, dijo su presidente, Bai Chunli.

Asimismo, desempeñará un rol más importante en los principales proyectos científicos internacionales que puedan ampliar el alcance de la ciencia y abordar conjuntamente desafíos compartidos en el mundo, indicó al Diario de China a mediados de noviembre.

La institución académica más ilustre del país, busca una mayor colaboración global en energía limpia, física de alta energía, ciencia espacial, exploración de aguas profundas, ciencias cerebrales, biología sintética, células madre, estudios ambientales en la meseta tibetana de Qinghai y otros campos. - todo lo cual contribuirá al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible 2030 de las Naciones Unidas.

En ese sentido, llevará a cabo más intercambios y cooperación práctica en el marco de la Alianza de Organizaciones Científicas Internacionales, iniciada el año pasado por la academia y 36 organizaciones extranjeras a fin de impulsar el desarrollo sostenible y de las capacidades para tratar los problemas científicos más apremiantes, tanto regionales como mundiales.

En 2013, el presidente Xi Jinping le solicitó promover 4 áreas clave, así como devenir un centro de investigación científica de clase mundial. El 19 de noviembre, la academia abordó su desarrollo internacional y sentó las bases para una futura difusión y cooperación científica. Su objetivo es avanzar en su Iniciativa Pionera, un conjunto de planes y reformas dirigidos a las 4 expectativas de Xi para el 2030.

Bai sostuvo que la cooperación internacional en ciencia y tecnología del centro comenzó en 1950. Tras años de esfuerzo, empieza una "nueva etapa", palpable por el creciente número de organizaciones científicas internacionales asociadas, empleados extranjeros y centros conjuntos de investigación y educación en el exterior, así como en el rol más activo de China en estudios científicos a nivel  mundial y en la gobernanza desde el 2013.

Hasta noviembre, la institución cuenta con más de 210 acuerdos de cooperación vigentes con entidades en 61 países. Científicos chinos de varias de sus dependencias han sido coautores de unos 12 000 trabajos de investigación   junto con colegas de más de 130 países, y más de la mitad de los estudios más citados de la academia han sido resultado de esta unión.

A mediados de la década de 1990, solo existían unos 150 expertos foráneos en su seno, ahora suman 1600 procedentes de más de 60 países, esto es casi el 3 % del total de especialistas del instituto, afirmó Bai.

Casi 20 000 científicos extranjeros ahora visitan sus instalaciones anualmente para asistir a talleres, simposios, conferencias u otros programas de intercambio.

China también pasó de un papel mínimo en el Proyecto del Genoma Humano a fines de 1990 a ser un participante primordial en muchos megaproyectos científicos mundiales. Estos incluyen la creación de energía limpia vía fusión nuclear en el Reactor Termonuclear Experimental Internacional y la construcción de la Matriz de Kilómetros Cuadrados, el telescopio más grande del mundo.

La academia ha establecido 10 centros conjuntos de investigación y educación con socios extranjeros en Asia, África y América Latina, en áreas básicas como astronomía, clima espacial, ciencias de la Tierra y campos cruciales para el desarrollo socioeconómico de la región, como la ecología y la protección del medio ambiente, la biodiversidad, la biomedicina, el agua y la seguridad alimentaria.

"Hemos creado un mecanismo y un entorno preliminares para atraer expertos científicos y tecnológicos mundiales, y nos hemos abierto a la innovación y a la cooperación con el mundo", constató Bai.

El 2020 será el último año del 13º Plan Quinquenal de la Nación (2016-20) y el inicio de la fase de preparación para el siguiente, que incluye la estrategia de desarrollo científico de la nación 2021 - 2035.

"La transformación de nuestra nación en una de innovación entra en una etapa clave y nuestro instituto yace en una coyuntura crítica de superación de obstáculos y  avances en este rubro", recalcó.

Zhang Yaping, vicepresidente de la academia, dijo que su nivel de internacionalización aún es relativamente bajo en comparación con otras organizaciones de investigación de clase mundial, como la Sociedad Max Planck y el Centro Nacional Francés de Investigación Científica.

Destacó que sus diversas instituciones deben trabajar colectivamente para expandir su red global de socios, lanzar nuevos proyectos o plataformas científicas con socios internacionales y convertir la academia en una marca científica global que sirva como un destino ideal para el talento extranjero.

Li Yin, director de la Oficina de Cooperación Internacional de la academia, la calificó como clave porque “abrió la comunidad científica de China al mundo", "pionera que marcó muchos hitos para la colaboración científica mundial de China" e impulsora de la  investigación científica e innovación global".

Subrayó que su mejora y el del "entorno" de sus instituciones, como servicios de alta calidad para atraer y apoyar talentos extranjeros, será una de las prioridades en la próxima década a fin de transformarla en una potencia mundial en investigación.


   Google+