Noticias>
spanish.china.org.cn | 02. 12. 2019 | Editor:Teresa Zheng Texto

Metro de Beijing pone a prueba el reconocimiento facial

Palabras clave: Metro de Beijing, reconocimiento facial

El metro de Beijing implementa tecnología de reconocimiento facial en su sistema de seguridad.


El reconocimiento facial pasa por pruebas en una estación de metro de Beijing, a fin de reducir la presión sobre los controles de seguridad y ahorrar tiempo al personal y a los viajeros.

Aquellos que sean aprobados con éxito por una aplicación inteligente de seguridad recibirán un pase verde que les permitirá acceder por una puerta separada con una cámara de reconocimiento facial, sin necesidad de pasar por los controles normales.

La tecnología está en una etapa piloto en la estación Fuchengmen y pronto podría entrar en uso, indicó un miembro del personal de la estación a Global Times en una entrevista encubierta el domingo. El empleado señaló que significaría menos carga laboral para los guardias de seguridad.

"Cinco o seis pasajeros me pidieron ayuda esta mañana cuando intentaban suscribirse a la aplicación", indicó uno de los que repartía el folleto de información.

Ninguno de los 10 pasajeros encuestados al azar lo había descargado hasta el momento.

"Tomo el metro en Fuchengmen todos los días, pero no creo que necesite este pase verde porque estoy de acuerdo con este control de seguridad", señaló uno de los viajeros.


La nueva tecnología despierta dudas sobre la privacidad

Al registrarse para el servicio, un pasajero debe aceptar la recopilación de datos personales, incluida su tarjeta de identidad nacional, su rostro, pagos, ubicación geográfica y puntaje de crédito personal.

"¿Por qué tengo que dar tanta información para acceder a esta pequeña comodidad?",  fue el comentario típico en Sina Weibo.

Otros notaron que el pase no solo ahorraría tiempo, sino también aliviaría su estado de ánimo en situaciones estresantes.

El sistema de crédito social también forma parte de los controles. A medida que los pasajeros ingresan por la puerta de seguridad recién instalada, una cámara superior, conectada a un base de datos nacional en línea,  escanea y reconoce caras.

El historial del individuo se revisará periódicamente y se actualizará en el sistema, quienes cuenten con infracciones de las regulaciones del metro, no podrán tomar el servicio, según el contrato de uso del programa, y quienes posean un crédito social deficiente serán excluidos de la aplicación.

Según el reglamento de pasajeros de la Comisión Municipal de Transporte de Beijing publicado en mayo, el comportamiento inadecuado en el medio de transporte que constituye un mal crédito, incluye comer, tomar un asiento adicional, promover o realizar transacciones de ventas.

Las autoridades chinas ya han implementado el reconocimiento facial en estaciones ferroviarias, aeropuertos, tiendas y supermercados del país, con el objetivo de mejorar la seguridad pública y brindar comodidad a las personas.


   Google+