Noticias>
spanish.china.org.cn | 09. 10. 2019 | Editor:Liria Li Texto

Londres vaticina un brexit duro

Palabras clave: Londres, brexit

Downing Street dejó entrever el martes que las conversaciones acerca del brexit están destinadas al fracaso por culpa de la Unión Europea. El bloque por su parte arremetió y acusó a su primer ministro, Boris Johnson de jugar "con el futuro de Europa".

El plazo para considerar un acuerdo con el Reino Unido vence este fin de semana de cara a la próxima cumbre de líderes de la organización el 17 y 18 de este mes.

La encrucijada recae en el futuro de la provincia británica de Irlanda del Norte. Mientras la UE exige que se mantenga en una unión aduanera con ella, Londres se rehúsa de pleno.

Según el presidente de la Comisión Jean-Claude Juncker, en una entrevista con los diarios franceses les Echos y L'Opinion, "el pecado original está en las islas y no en el continente". 

"Un brexit sin acuerdo significaría la caída del Reino Unido y un claro proceso de retroceso económico en el continente", afirmó y consideró que "perder un Estado miembro por razones de estricta política interior (...) es una verdadera tragedia".

Londres presentó la semana pasada a Bruselas un plan de salida y solicitó concesiones para llegar a buen puerto. De lo contrario, Johnson se comprometió al retiro definitivo del país el 31 de octubre.

El bloque tachó dos puntos: el poder de veto para el parlamento autónomo norirlandés y la necesidad de controles aduaneros entre las dos Irlanda.

El lunes, llegaron las aclaraciones que “no respondieron" a los pedidos europeos, según fuentes cercanas. En este contexto, el enviado británico David Frost debía reunirse de nuevo el martes con la negociadora europea Paulina Dejmek-Hack.

El anticipo de un fracaso por el lado británico, causó malestar a la cabeza del Consejo Europeo, Donald Tusk: "Boris Johnson, lo que está sobre la mesa no es ganar un estúpido juego de reproches. Lo que está en juego es el futuro de Europa y del Reino Unido", escribió en Twitter.

Según el Institute for Fiscal Studies, en un artículo independiente, un retiro abrupto elevaría el déficit público británico y la deuda a más del 90% del PIB por primera vez desde los años 1960.

En tanto, reportes gubernamentales ya han advertido el riesgo de la falta de alimentos frescos y medicamentos, así como posibles protestas.

De seguir en esa línea, el mayor perjudicado de la ecuación sería Irlanda, con efectos desastrosos para sectores claves de su economía como la agricultura, y pondría en jaque el acuerdo de paz que puso fin en 1998 a 30 años de luchas en la isla.

En previsión, el ministro de finanzas Paschal Donohoe anunció el martes un fondo de ayuda de 1200 millones de euros en el presupuesto 2020 para empresas y trabajadores.  


   Google+