Noticias>
spanish.china.org.cn | 11. 09. 2019 | Editor:Teresa Zheng Texto

Dígitos para revelar 70 años de atención sanitaria en el Tíbet

Palabras clave: atención sanitaria, el Tíbet

Tsering Pedron(tercero de la izquierda), doctor tibetano veterano, habla con sus pacientes durante una visita a una residencia de ancianos en la prefectura de Ngari, en el Tíbet.


La esperanza de vida promedio en la Región Autónoma del Tíbet ha aumentado de solo 35,3 años desde que se liberó en 1951 a 70, 6 en el momento actual, lo que resulta de los esfuerzos emprendidos por el gobierno central y por el regional, informó el rotativo Tíbet Daily.

A lo largo de este periodo, la tasa de mortandad materna en el Tíbet cayó de 5.000 a 56,52 por cada 100 mil y la tasa de mortalidad infantil disminuyó de 430 a 11,59 por cada 1.000, según las estadísticas oficiales sobre la salud regional, difundidas por la Comisión Nacional de Salud de China, en mayo.

A lo largo de siete décadas, la región ha ampliado los trabajos para mejorar las condiciones sanitarias de la región e igualarlas a las de otras ciudades del interior del país.

La región estableció instituciones sanitarias a nivel distrital en la década de los 60, para la prevención de enfermedades e institutos de control en la década de los 70, y maternidades y centros de atención infantil en la década de los 80.

Hoy en día, la región ha logrado una cobertura integral para los servicios sanitarios en todas sus ciudades, distritos, aldeas y la mayoría de los poblados.

Cuenta con 1,548 institutos y 16,787 camas para atención hospitalaria, además de 24.018 trabajadores médicos.

Por lo que se refiera a la medicina tradicional tibetana, la región cuenta con 50 institutos públicos y 163 privados, más de 3.700 técnicos de medicina tradicional tibetana y 2.412 camas hospitalarias. Más del 89 por ciento de los poblados y 38 por ciento de las aldeas cuentan con el apoyo de servicios de medicina tradicional tibetana.

Drolma, directora del departamento de baños tipo “lum” en el Instituto de Medicina Tibetana del Tíbet, declaró que su instituto ha contado con el apoyo de los gobiernos central regional durante las últimas tres décadas para un desarrollo mayor.

Como un departamento para tratamiento especializado, el baño tipo “lum” es una serie de baños terminales en una tina llena con aguas de esencias herbáceas.

“En 1983, cuanto del Departamento de Baños Terapéuticos Lum se fundó en nuestro instituto, el departamento tenía únicamente 12 camas. Con el apoyo financiero de la Administración Nacional de Medicina Tradicional China, el número de camas hospitalarias ha aumento a 69”, explica Drolma. “Los esfuerzos han sido posibles en la región durante las últimas décadas para proteger e impulsar la ciencia de la antigua medicina tibetana a las jóvenes generaciones”.


   Google+