Opinión>
spanish.china.org.cn | 20. 03. 2018 | Editor:Lety Du [A A A]

Cooperación entre China y América Latina es buena para todos

Palabras clave: China, América Latina

Recientemente, los Estados Unidos ha expresado su preocupación acerca de la creciente relación entre China y América Latina. China ha sido el segundo mayor socio comercial de América Latina desde 2014. Es el mayor socio comercial de Perú, Brasil, Chile y Uruguay y crece como inversor extranjero en la región, no solo en el sector de los recursos naturales, sino también en la industria, la agricultura, la infraestructura y el sector servicios. China también ha desembolsado préstamos y ayuda a varios países en la región.

Estados Unidos, especialmente el presidente Donald Trump y su administración, no deberían quejarse acerca de este desarrollo debido a que son sus acciones las que han llevado a América Latina a buscar socios alternativos. Washington ha adoptado una agenda proteccionista que está afectando a muchos países latinoamericanos: la renegociación del Tratado de Libre Comercio de Norteamérica por parte de EE.UU. con México y Canadá, la salida del Acuerdo Comercial Transpacífico (del cual Chile, México y Perú son miembros) y las barreras impuestas en cuanto a comercio e inmigración.

Tradicionalmente, EE.UU. ha tratado a América Latina como su patio trasero, pero ahora Latinoamérica ha establecido relaciones comerciales con otras regiones y países que crecen rápidamente, tales como Asia y especialmente China.

Los vínculos entre América Latina y China están creciendo y esto es natural. China es la segunda mayor economía del mundo con un mercado creciente para muchos productos que Latinoamérica podría exportar, no solo recursos naturales, sino también alimentos y productos industriales (si la región pudiera ser más competitiva en este aspecto).

Uno de los factores de los que más carece América Latina para hacer más competente su sector industrial es la infraestructura, puertos, puertos marinos, autopistas, vías férreas, redes eléctricas, etc. Esto es precisamente lo que China quiere ayudar a construir a través de su iniciativa de La Franja y La Ruta y su política de “ Destino Compartido de la Humanidad”.

Bajo el liderazgo del Presidente Xi Jinping, China está ofreciendo una cooperación a través de su experticidad y finanzas para construir infraestructura en América Latina, lo cual haría más competitiva a la región. Una vez que América Latina sea más competitiva, un desarrollo económico le seguirá, lo que a su vez aumentará los ingresos de la gente y mejorará sus estándares de vida. Incluso los Estados Unidos podrían comprar productos de mejor calidad de una América Latina mejor desarrollada en lugar de preocuparse por temas como narcotráfico e inmigración ilegal de sus vecinos del sur. Así, EE.UU. debería ver con buenos ojos un mayor acercamiento de China en América Latina que ayudaría a que la región fuera más próspera y segura.


El autor es profesor de la Universidad Nacional de San Marcos en Perú y director de su Instituto de Investigación en Economía.


   Google+