Noticias>
spanish.china.org.cn | 13. 03. 2018 | Editor:Eva Yu [A A A]

Las presidentas ceden la batuta en América Latina

Palabras clave: Presidenta, América Latina

 


Con la entrega del bastón de mando en Chile este domingo las casas de gobierno de América Latina se quedan sin presidentas. Se cierra una etapa con una destacada representación en la que llegó a haber cuatro mujeres al frente de sus países simultáneamente en la región.

El fin de la era Bachelet, que comenzó con el mandato de 2006-2010 y cerró con este último que comenzó en 2014, terminan con una era femenina en el poder que en algún momento tuvo su auge cuando Bachelet ocupaba el Palacio de la Moneda, la brasileña Dilma Rousseff (2011-2016) gobernaba en Planalto, la argentina Cristina Fernández (2007-2015) desde la Casa Rosada y en la Casa Presidencial de Costa Rica, Laura Chinchilla (201-2014), un hecho sin precedentes en esa parte del mundo.

La primera mujer latinoamericana elegida presidenta en las urnas fue la nicaragüense Violeta Barrios de Chamorro en 1990. La siguió la panameña Mireya Moscoso, que gobernó entre 1999 y 2004. En 2006 llegó a Chile Bachelet, su liderazgo estuvo marcado por altibajos. Bien considerada en el panorama internacional tras esta primera etapa, estuvo al frente de la agencia de Naciones Unidas especializada en la mujer (ONU Mujeres).

En 2007, el turno fue para Argentina con Cristina Fernández de Kirchner, la única que ha logrado reelegirse de manera consecutiva, tras ganar nuevamente en las urnas en 2011. Antes de ocupar la presidencia fue diputada y senadora durante la presidencia de su esposo Néstor Kirchner, fallecido en 2010.

Costa Rica también tuvo su primera mujer presidenta, Laura Chinchilla, que ocupó el cargo entre el 2010 y el 2014. Chichilla había sido diputada, viceministra y ministra de Seguridad, de Justicia y vicepresidenta de la República durante la presidencia de Óscar Arias.

En Brasil, Dilma Rousseff fue elegida en octubre de 2010, después de haber tenido varios cargos en el Gobierno de Luiz Inácio Lula da Silva. Fue reelegida en 2014, pero no pudo acabar su mandato acusada de irregularidades en su gobierno.


Las presidentas interinas

Antes que ellas otras mujeres asumieron la presidencia de forma temporal por distintas circunstancias. Este fue el caso de Isabel Martínez de Perón en Argentina (1974-1976), que llegó a la presidencia del país tras la muerte de su marido Juan Domingo Perón, puesto que era vicepresidenta.

En Bolivia, el Congreso designó presidenta a Lidia Gueiler en 1979, después de un golpe de Estado del general Alberto Natushch Busch y ha sido hasta la fecha la única mujer presidenta del país.

En 1997, la vicepresidenta de Ecuador Rosalía Arteaga asumió durante tres días la presidencia del país, luego de que la situación política se tranquilizara un poco, ella trató de alcanzar la presidencia, sin éxito, en las elecciones de 1998, tras lo que abandonó la política.

La magistrada del Tribunal Supremo de Haití Ertha Pascal-Trouillot también tomó las riendas de su país de forma provisional el 10 de marzo de 1990 tras la salida del Estado del general Prosper Avril, 11 meses después entregó el poder a su sucesor, Jean Bertrand Aristide. En Guyana, Janet Rosenberg ejerció como primera ministra en el periodo 1997-1999, tras la muerte de su esposo Cheddi Jagan.

Con las líderes fuera del radar

Luego de este auge de poder femenino que convirtió a la región en un referente ante el mundo, el escenario global espera que se levante una nueva tanda de sucesoras. Según datos de ONU Mujeres, siguen existiendo diferencias en los porcentajes promedio de parlamentarias dependiendo de la región del mundo. Por ejemplo, en junio de 2017, de los países de América Latina, en 11 había una representación del 30% de mujeres en el Parlamento, solamente Bolivia superaba la paridad, con un 53,1% de mujeres. “Hay cada vez más pruebas fehacientes de que el liderazgo de las mujeres en los procesos políticos y de toma de decisiones mejora dichos procesos”, señala la institución.

En una entrevista con motivo del día Internacional de la Mujer, la semana pasada, la directora regional adjunta de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, Lara Blanco, manifestó su pesar por esta carencia, pero se mostró esperanzada, porque "cada vez hay más mujeres participando en política”, dijo en declaraciones durante una entrevista. Blanco concluyó: “Las mujeres volveremos a dirigir nuestros países”.


   Google+