Portada>Opinión
spanish.china.org.cn | 09. 08. 2017 | Editor: Eva Yu [A A A]

El XIX Congreso Nacional del PCCh bajo la lupa de la opinión pública mundial

Palabras clave: El XIX Congreso Nacional del PCCh

Por Jorge Fernández

 

En un periodo histórico lleno de desequilibrios, problemas, retos y amenazas, la nueva dirigencia deberá hacer frente y solucionar los problemas internos y externos más apremiantes del Estado, al tiempo que deberá establecer una agenda a futuro que garantice el bienestar y la justicia social durante la construcción socialista con peculiaridades chinas.

 

Tanto la opinión pública de China, como la del extranjero, ha comenzado a prestar atención a los trabajos preparatorios del próximo XIX Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh). Programado para finales de este año, el cónclave elegirá a la dirigencia que gobernará al país más dinámico y de más rápido desarrollo en el mundo. Así, en un periodo histórico lleno de desequilibrios, problemas, retos y amenazas, la nueva dirigencia deberá hacer frente y solucionar los problemas internos y externos más apremiantes del Estado, al tiempo que deberá establecer una agenda a futuro que garantice el bienestar y la justicia social durante la construcción socialista con peculiaridades chinas. Es natural que un mundo intrínsecamente relacionado con China ponga atención a los procesos políticos que definirán la actitud de China en los próximos 5 años.

Ha sido de especial interés el taller celebrado los días 26 y 27 de julio en la capital, Beijing, en el que participaron funcionarios provinciales y ministeriales, como parte de los trabajos preparatorios para el XIX Congreso Nacional del Partido, y en el que el presidente de China, Xi Jinping, desarrolló un análisis integral de las principales políticas y pautas que sientan las bases del Partido y del desarrollo de China en el presente y en el futuro, además de conceptos, juicios y medidas que fortalecen el despliegue de programas y acciones. En esencia, el socialismo con características chinas, que ahora encara condiciones inéditas, ha entrado en una etapa más de su propio desarrollo.

El secretario general afirma que “al planear y avanzar en los diversos trabajos del Partido y del Estado, debemos analizar completamente y evaluar con precisión las condiciones nacionales, internacionales y del Partido bajo las circunstancias actuales”. Una mirada a la situación nacional e internacional de hoy, caracterizada por oscilaciones ininterrumpidas y cambios abruptos, revela los retos formidables a los que se enfrenta la dirigencia china. El taller para funcionarios provinciales y ministeriales, que toma en consideración los peligros potenciales que se ciernen sobre China y sobre el mundo, adopta un valor estratégico en el momento actual, debido a que evalúa las estrategias a seguir bajo escenarios hipotéticos complejos e inesperados.

Un punto que merece especial atención es cómo las instituciones políticas de China, bajo la dirección del PCCh, asumirán los distintos escenarios. ¿Cómo avanzará la presente y la futura dirigencia rumbo al porvenir de China? Las acciones desplegadas a lo largo de los 5 últimos años evidencian que la respuesta yace en la profundización integral de la reforma. Y para ello, una condición sine qua non es la unidad en el seno del Partido, y al mismo tiempo, la participación ciudadana en todos y cada uno de los trabajos impulsados. En ello radica el éxito de toda reforma, y en palabras del secretario general, Xi Jinping, esa es una de las tareas primordiales de la dirigencia: “Nuestra responsabilidad es unirnos, dirigir al Partido y al pueblo, recibir el bastón de la historia y seguir luchando por el gran rejuvenecimiento del pueblo chino”.

A ojos de las instituciones y partidos políticos del extranjero, el éxito de China resulta de la capacidad que ha tenido el PCCh de incorporar en sus propias estructuras las experiencias buenas o malas, exitosas o fallidas, ordenadas o caóticas, pacíficas o bélicas, ocurridas en la historia china. Hoy con todas esas experiencias incorporadas en cada una de sus partes, el PCCh se pone a prueba ante la ciudadanía. Xi Jinping ha hecho un llamamiento a los chinos a confiar en el camino, en las teorías, en el sistema y en la cultura socialista con peculiaridades chinas. De la respuesta ciudadana a este llamamiento depende el éxito de la profundización integral de la reforma y el avance rumbo al rejuvenecimiento de China. Y a la espera de este desenlace y de la unión Partido-sociedad, hoy por hoy la opinión pública del mundo pone sus ojos sobre China, incluidos los más longevos partidos políticos del extranjero.

 

1   2   Siguiente  


   Google+

Comentarios (Total 0 comentarios)

Tu comentario
Nombre
Anónimo
Comentarios (0)

Más vistos