Portada>Opinión
spanish.china.org.cn | 19. 11. 2016 | Editor: Lety Du [A A A]

Con nueva visita de Xi, China y América Latina se acercan aún más

Palabras clave: Xi Jinping, China, América Latina

Por Mauricio Castellanos

 

Cero y van tres. Si a alguien le quedaba alguna duda de la seriedad con que China se está tomando su relación con América Latina y el Caribe, ésta debería quedarle disipada con la visita que por estos días realiza a la región el presidente Xi Jinping, la tercera en igual número de años en el poder.

Tras sus periplos de 2014 y 2015, en esta ocasión el mandatario de los chinos recorre Ecuador, Perú y Chile, para demostrar que la distancia geográfica está siendo fácilmente superada por la cercanía que significa que todas las naciones involucradas sean países en vías de desarrollo.

En esta nueva gira, el mandatario además tomó parte en la XXIV Cumbre Informal de Líderes del Foro APEC, que se celebró en Lima, la capital peruana.

Desde el ascenso al poder del XVIII Comité Central del Partido Comunista de China, el deseo latinoamericano de alcanzar el desarrollo, y la disposición china a compartir sus experiencias para que todos los países del mundo puedan progresar, han permitido que hoy la larga historia de relaciones diplomáticas se haya potenciado con un comercio más inteligente y provechoso para ambos.

Prueba de la madurez de las relaciones es el Foro Ministerial China-CELAC, cuya primera edición se llevó a cabo el año pasado. Cabe recordar que en el marco del foro, celebrado en Beijing, Xi prometió que a lo largo de la siguiente década, China invertiría 250.000 millones de dólares en la región, al tiempo que se esforzaría por duplicar el monto del comercio bilateral, para situarlo en 500.000 millones. Son ambas apuestas y cifras que demuestran que América Latina y el Caribe ya no son territorios remotos para China, sino que están en lo más alto de su agenda diplomática y comercial, una excelente noticia para una región que hace tiempo se cansó de ser considerada, y tratada como, el “patio trasero” de su vecino del norte.

Este nuevo viaje del líder chino, que busca, además de promover la apertura, la integración y la inclusión, mantener el saludable ritmo de desarrollo de la amistad y la cooperación entre las partes, marcará un hito, al ser la primera ocasión en que un presidente chino visita Ecuador, si bien las relaciones con ese país, con ya 36 años de historia, son de las más sólidas que tiene el gigante asiático en la región. La llegada de Xi a territorio ecuatoriano también tiene un importante componente simbólico, pues agrega un toque personal a la copiosa ayuda financiera y en especie que ha proveído China a la nación suramericana tras el devastador terremoto de abril pasado.

En el marco de la Cumbre de APEC, en Lima, el jefe de Estado chino presentó una propuesta para fortalecer la cooperación económica y comercial entre su país y la región. Explorar nuevos espacios de cooperación y potenciar los ya existentes es una de las prioridades del presidente.

La última escala de la gira es Chile, cuya enorme distancia geográfica de China es inversamente proporcional a la solidez de los nexos binacionales. Uno de los propósitos de Xi en su encuentro con la presidenta Michelle Bachelet y demás autoridades australes es avanzar las negociaciones para ampliar el Tratado de Libre Comercio, el cual en sus 11 años de existencia ha reportado sustanciales ganancias para ambas partes.

Xi Jinping ya ha visitado Trinidad y Tobago, Costa Rica, México, Brasil, Argentina, Venezuela y Cuba. Ahora agrega tres destinos más a la lista. Y ésta sin duda seguirá creciendo, pues la relación entre China y América Latina tiene un futuro que se antoja más vasto y rico que el Pacífico que las une.

1   2   Siguiente  


   Google+

Comentarios (Total 0 comentarios)

Tu comentario
Nombre
Anónimo
Comentarios (0)

Más vistos