spanish.china.org.cn | 20. 07. 2020 | Editor:Teresa Zheng Texto

Pruebas masivas en Urumqi ante nuevo brote de coronavirus

Palabras clave: Urumqi, coronavirus, prueba masiva

Un trabajador de la salud desinfecta un vehículo a la entrada de un mercado mayorista de verduras en Urumqi, región autónoma Uygur de Xinjiang.


Urumqi, capital de la región autónoma Uygur de Xinjiang, lanzó un plan de chequeo masivo para detectar casos del nuevo coronavirus y restringió la movilidad de sus residentes en respuesta a un nuevo brote que llegó a 30 casos este sábado.

La ciudad agregó 13 nuevos casos de transmisión local el sábado, frente a los 16 registrados un día antes. El primer paciente apareció el miércoles tras no registrarse nuevas infecciones locales en Xinjiang durante casi cinco meses, según las autoridades sanitarias locales.

A nivel nacional, se registraron otros tres casos confirmados importados y un total de 42 casos asintomáticos aparecieron el sábado, reportó la Comisión Nacional de Salud el domingo.

Uno de los casos confirmados importados y ocho de los portadores asintomáticos son empleados de China Petrochemical Corp, o Sinopec, el mayor productor de refinerías y petroquímicos del país, que llegaron el viernes a Qingdao, provincia de Shandong, provenientes de Kuwait en un vuelo fletado.

Un total de otros 350 pasajeros que viajaban en el mismo avión fueron identificados y aislados para su observación médica, según la comisión de salud de Qingdao.

En Urumqi, el nuevo brote está asociado con un grupo de actividades grupales y se ha desarrollado a un ritmo relativamente rápido durante el fin de semana, alertó Rui Baoling, directora del centro de control y prevención de enfermedades de la ciudad.

La mayoría de los 30 pacientes confirmados hasta el sábado tenían cuadros leves o moderados, y un total de 41 pacientes asintomáticos y 2.705 contactos cercanos se encuentran ya en aislamiento para observación médica, según Rui.

La directora apuntó que la mayoría de los casos recién confirmados y asintomáticos se detectaron en el distrito de Tianshan y que todos ya se encontraban en cuarentena, invitando a la ciudadanía a mantener la calma.

Zhang Wei, jefe de la comisión de salud de Urumqi, indicó que la ciudad estaba llevando a cabo una campaña de pruebas gratuitas en toda la ciudad que comenzaría en los vecindarios que habían reportado nuevos casos y entre contactos cercanos o residentes con fiebre, y que se extendería gradualmente por toda la ciudad.

Veinticinco instituciones de pruebas certificadas y más de 1.600 trabajadores médicos llevarán a cabo las pruebas.

El sábado, la Comisión Nacional de Salud organizó 10 equipos compuestos por 200 trabajadores médicos de 10 regiones a nivel provincial para aumentar la capacidad de prueba en Urumqi.

El escuadrón incluye un equipo médico de 21 miembros de Wuhan, provincia de Hubei, la región más afectada en China y donde ya se ha erradicado la enfermedad. El equipo también envió más de 100 artículos de equipos de prueba y suministros médicos a Urumqi.

Zhang agregó que para las 8 am del domingo, todos los residentes en cuarentena se habían sometido a un examen.

Tras detectar la aparición del brote, Urumqi ha tomado medidas rápidas para rastrear contactos cercanos, detener las reuniones públicas, reducir el transporte público y reducir los vuelos dentro y fuera de la ciudad, según el gobierno local.

El acceso a las comunidades residenciales ha sido estrictamente limitado y se insta a los residentes locales a no abandonar la ciudad a menos que sea estrictamente esencial y, de así ser, se sometan a un examen antes de viajar.


Beijing baja la alerta

El gobierno municipal de Beijing anunció el domingo que el nivel de respuesta a emergencias en la ciudad bajará a tercer nivel a partir del lunes después de no reportar nuevas infecciones durante 13 días consecutivos.

La capital activó el segundo nivel de respuesta en un sistema de cuatro niveles el 16 de junio luego de la detección de un nuevo brote vinculado a un importante mercado mayorista de alimentos. En total, se registraron 335 casos confirmados durante el brote.

Chen Bei, vicesecretario general del gobierno de la ciudad, afirmó en una conferencia de prensa que no hay una zona de alto riesgo en Beijing y solo una de riesgo medio. "La situación epidémica es estable y controlable, y se ha cumplido los requisitos para reducir los niveles de respuesta", confirmó.

Las instalaciones públicas, incluidos parques, sitios turísticos y lugares deportivos en toda la ciudad, podrán reabrir al 50 por ciento de su capacidad diaria de visitantes, anunció Chen.


   Google+