spanish.china.org.cn | 16. 07. 2020 | Editor:Eva Yu Texto

Efectos del coronavirus: auge de las cirugías estéticas a nivel mundial

Palabras clave: coronavirus,cirugías estéticas

  

Si bien es cierto que los efectos del confinamiento tienen a varios sectores de la economía en jaque en todo el mundo, varias clínicas de cirugía plástica han permanecido abiertas, adoptando medidas más estrictas como las pruebas Covid-19 y la limpieza más frecuente.

Por ejemplo, las clínicas en los EE. UU., Japón, Corea del Sur y Australia han reportado un aumento en los pacientes que acuden a tratamiento, incluidos rellenos labiales, botox, estiramientos faciales y trabajos de nariz. La lógica es simple: trabajando desde la casa o portando una máscara, el período de recuperación se hace más llevadero o pasa más desapercibido.

En Corea del Sur, un país conocido por ser un centro de prestigio en cirugía estética, se presentó un alarmante aumento de casos de COVID-19 a principios de año. En lugar de imponer un bloqueo nacional, un plan de distanciamiento social alentaba a las personas a trabajar desde casa.

Si bien los cierres han disminuido las visitas de pacientes extranjeros, los locales han venido a las clínicas para recibir tratamientos y varias clínicas optaron por ofrecer un descuento a los locales.

Mientras tanto, el número de consultas en línea ha aumentado significativamente ahora que son muchos los que desean prepararse con anticipación para un viaje una vez que se levanten las restricciones de vuelos.

Japón fue otra de las naciones que no tuvo un cierre oficial, aunque las políticas de distanciamiento social también alentaron allí un auge en los procedimientos estéticos.

El trabajo a distancia permite al paciente administrar con más libertad su propio tiempo de sanación y recuperación; así como el consumo de medicamentos que probablemente no habría podido tomar si tuviera que tener en cuenta actividades como conducir o interactuar con otros colegas.

 

   Google+