División administrativa y ciudades
Provincia de Taiwan
 

Taiwan es un archipiélago al sureste del continente chino. Por el oriente lo baña el Océano Pacífico; por el oeste lo separa el estrecho de Taiwan de la provincia de Fujian. Incluye la isla de su nombre, las islas próximas, y las islas Penghu. En total, son más de 80 islas, y cubren una superficie de 36.000 km². Taiwan se llamaba en la antigüedad Yizhou y Liuqiu. Gran cantidad de libros de historia y documentos antiguos describen cómo los chinos de aquellos tiempos explotaban esas tierras. Desde el siglo XII,

el Gobierno chino de las distintas épocas estableció organismos administrativos en Taiwan, ejerciendo el poder administrativo sobre la isla. El desarrollo de la sociedad de Taiwan siempre ha seguido la tradición cultural de la nación china, situación fundamental que no se modificó ni siquiera durante la ocupación japonesa después de la Guerra de 1894. En 1945, el pueblo chino logró la victoria en la Guerra de Resistencia contra Japón y el Gobierno chino reestableció los organismos administrativos de la provincia de Taiwan. En 1949, en vísperas de la fundación de la República Popular China, las autoridades del Guomindang se retiraron del continente hacia la isla y se atrincheraron allí. En 1950 estalló la Guerra de Corea y en el mismo período Estados Unidos envió su Séptima Flota a invadir Taiwan y el estrecho de Taiwan. En 1954 Estados Unidos y las autoridades taiwanesas firmaron el “Tratado de Defensa Conjunta”, creándose una situación de separación entre Taiwan y la parte continental de la patria.
El Gobierno de la República Popular China ha hecho prolongados y sostenidos esfuerzos para dar una solución al problema de Taiwan y alcanzar la reunificación de la patria. Con la visita del Presidente norteamericano Richard Nixon a China, en febrero de 1972, China y Estados Unidos publicaron el “Comunicado de Shanghai” y el 1º de enero de 1979 establecieron oficialmente relaciones diplomáticas. Estados Unidos reconoció que el Gobierno de la República Popular China es el único gobierno legítimo de China y que Taiwan es una parte de China, y se pronunció por “romper las relaciones diplomáticas” con las autoridades de Taiwan, suprimir el “Tratado de Defensa Conjunta” y retirar sus tropas de Taiwan. En tales condiciones históricas, el Gobierno chino, tomando en consideración los intereses y el porvenir de toda la nación y el país, fundamentándose en los principios de respetar la historia y conceder importancia a la realidad actual, buscar la verdad en los hechos y atender a los intereses de las diversas partes, formuló la política de “reunificación pacífica, y un país, dos sistemas”. Los puntos básicos de esta política son:
Nos esforzamos por la reunificación pacífica sin prometernos a renunciar al uso de la fuerza; promovemos activamente los contactos de personal y los intercambios económicos y culturales entre las dos orillas del estrecho, para hacer realidad cuanto antes el servicio de correo, la navegación marítima y el comercio directos entre las dos orillas; por medio de negociaciones pacíficas materializaremos la reunificación, y discutiremos cualquier tema sobre la base del principio de una sola China; después de la reunificación, practicaremos el sistema de “un país, dos sistemas”, o sea el cuerpo principal de China (parte continental) preservará el sistema socialista mientras que Taiwan conservará su sistema capitalista, que no va a cambiar durante largo tiempo; después de la reunificación, se practicará alto grado de autonomía en Taiwan, el gobierno central no enviará tropas ni funcionarios administrativos a la isla; el problema de Taiwan es un asunto interno de China, y debe ser resuelto entre los mismos chinos, sin que se precise recurrir a fuerzas extranjeras. Los principios y políticas arriba mencionados encarnan la posición fundamental de una sola China y respetan a plenitud el deseo de los compatriotas de Taiwan de ser dueños y de administrar los asuntos de la isla.
Publicado el “Mensaje a los compatriotas de Taiwan”, en ocasión del Año Nuevo de 1979, por el Comité Permanente de la Asamblea Popular Nacional, el Gobierno chino puso en práctica la política de “reunificación pacífica; y un país, dos sistemas”, abogando por la reunificación de la patria por vía pacífica mediante negociaciones. Propuso la comunicación directa entre los dos lados del estrecho en cuanto a los servicios de correos, navegación marítima y comercio, tomó una serie de medidas para promover el desarrollo de las relaciones entre ambas orillas del estrecho. En el aspecto económico, abrió sus puertas, dando bienvenida a los comerciantes taiwaneses para que invirtieran o desarrollaran actividades comerciales, y se prometió protegerles sus derechos legítimos. El gobierno chino impulsa de manera activa los contactos de personal y los intercambios entre las dos partes en los terrenos científico y tecnológico, cultural, deportivo, académico, informativo, etc.; autorizó a la Asociación para las Relaciones entre las Dos Orillas del Estrecho, un organismo popular, entablar relaciones con la Fundación para los Intercambios del Estrecho de Taiwan, desarrollar negociaciones de carácter económico y rutinario. En 1992, los dos organismos llegaron a la conciencia conjunta de expresar oralmente, cada uno por su cuenta, que “las dos partes del estrecho insisten en el principio de una sola China. En abril de 1993 las “Conversaciones Wang-Koo” (Wang Daohan y Koo Chen Fu, dirigentes de esos organismos), celebradas en Singapur, marcaron un importante paso de carácter histórico en el desarrollo de las relaciones entre las dos orillas. En octubre de 1998, Koo Chen Fu visitó las ciudades de Shanghai y Beijing, y con Wang Daohan llegó a un acuerdo de cuatro puntos para desarrollar diálogos entre ambas entidades sobre la política, la economía y otros aspectos.
El 30 de enero de 1995, Jiang Zemin, Secretario General del Comité Central del Partido Comunista de China y Presidente de la República Popular China publicó un discurso titulado “Continuemos luchando por fomentar el cumplimiento de la gran empresa de la reunificación de la patria”. En él explicó una vez más la política de “reunificación pacífica; y un país, dos sistemas”, y planteó ocho puntos para desarrollar las relaciones entre ambas márgenes del estrecho: Insistir en el principio de una sola China; sostener la negociación pacífica de ambas orillas del estrecho por etapas; esforzarse por cumplir con la reunificación por medios pacíficos, sin comprometerse a abandonar el uso de las fuerzas armadas; desarrollar la cooperación e intercambio económicos entre las dos márgenes del estrecho; heredar y desplegar en conjunto la excelente cultura china; depositar la esperanza en los compatriotas de Taiwan; dar la bienvenida a los diversos partidos y personalidades de los diversos sectores sociales de Taiwan para que visiten al continente patrio e inter-cambien sus opiniones acerca de las relaciones y la reunificación por medios pacíficos entre las dos márgenes del estrecho; y promover a que los dirigentes de ambas partes intercambien visitas en calidad adecuada.
Los ocho puntos de Jiang Zemin manifiestan a plenitud el carácter permanente y la continuidad de la política del Partido Comunista y el Gobierno de China para resolver el problema de Taiwan, y demuestran la decisión y el deseo sincero de desarrollar las relaciones entre las dos partes y de fomentar la reunificación de la patria. Por eso han sido objeto de cálida acogida entre los chinos, tanto en el país como en el exterior, y han suscitado la atención de la comunidad internacional. Después que el Gobierno chino recuperó sucesivamente el ejercicio de la soberanía sobre Hong Kong y Macao, todo el pueblo chino anhela con vehemencia la solución del problema de Taiwan, para hacer realidad la reunificación nacional.


 

Copyright China Internet Information Center. All Rights Reserved
E-mail: webmaster@china.org.cn Tel: 86-10-68326688