Actividades culturales
Protección del patrimonio cultural
 

La década del 1990 fue el período de mayor inversión del gobierno y de mayor éxito para el rescate y la protección del patrimonio cultural. Durante esos diez años, la hacienda central asignó cerca de 700 millones de yuanes como fondo de subsidios especiales para este propósito y puso en marcha más de mil proyectos al respecto, de suerte que muchas reliquias en peligro de desaparición recibieron protección adecuada. Llamaron atención especial en China y el extranjero el mantenimiento y la protección del Palacio Potala, el Monasterio Tar, las Cuevas de Mil Budas de Kizir, las Cuevas Longmen, las Cuevas Yungang, la Villa Montañosa de Veraneo de Chengde y el Salón de Paja de Du Fu.

Hasta ahora, los departamentos competentes han aprobado mediante evaluación 100 ciudades históricas y culturales a nivel nacional y otras más de 80 a nivel provincial. La protección de tales ciudades abarca los edificios patrimoniales y los tramos de sitios históricos, así como la preservación del patrón de planificación urbana y su paisaje peculiar y cultura tradicional. La antigua ciudad de Lijiang en la provincia de Yunnan y la antigua ciudad de Pingyao en la provincia de Shanxi son dos ejemplos más exitosos y, gracias a su perfecta preservación, han sido alistadas en los Patrimonios Culturales y Naturales del Mundo.
Siendo un gran país agrícola de tradición, China tiene un número tan elevado y una distribución tan amplia de aldeas antiguas que son apenas vistos en el mundo. Una minoría de ellas fueron fundadas durante las dinastías Song y la mayoría durante las dinastías Ming y Qing y están situadas casi todas en las zonas montañosas incomunicadas y económicamente atrasadas. Estas aldeas, con un entorno natural bien mantenido, conservan una gran cantidad de reliquias y datos de arte local entre sus habitantes, por lo cual son apreciadas como “acervos de colecciones populares”. El gran patio de la familia Wang, construido durante la dinastía Qing (1644-1911) en el distrito de Lingxian, provincia de Shanxi, es el mayor grupo de viviendas del pueblo que subsiste hasta la fecha en China y, al igual que otras aldeas antiguas, ha recibido buena protección. Los departamentos de patrimonio cultural están trazando un programa de acción para la protección en mayor escala de las aldeas antiguas, según el cual China llevará a cabo una investigación general del estado actual de las aldeas antiguas y viviendas tradicionales con alto valor cultural y artístico y elaborará un plan de protección estatal.
En años recientes, a objeto de proteger mejor el patrimonio histórico, el Gobierno chino ha suscrito y cumplido activamente las convenciones internacionales pertinentes, entre ellas la Convención sobre Protección del Patrimonio Natural y Cultural de la Humanidad. Por ahora, China tiene 28 sitios o grupos de estas categorías incluidos en los Patrimonios Mundiales, ubicándose en el tercer lugar del mundo.

Copyright China Internet Information Center. All Rights Reserved
E-mail: webmaster@china.org.cn Tel: 86-10-68326688