Educación
Desarrollo
 

A pesar de su historia milenaria y cultura espléndida, la China de 1949 distaba mucho de la civilización moderna. En ese entonces, en la república recién nacida en medio de un panorama de devastación, descuido de la vida nacional y tareas pendientes de realización, sólo el 20% de los niños en edad escolar podían ingresar a la escuela, mientras que la tasa de analfabetismo entre la población adulta era de 80%. Durante los siguientes 50 años, la eliminación del analfabetismo y la generalización de la educación obligatoria han constituido prioridad del gobierno. Los esfuerzos incansables emprendidos imprimieron un vuelco positivo a la situación de la educación básica del país. Estos cambios han sido considerados como “éxitos sin precedentes” por la comunidad internacional. Desde 1984, 11 entidades de China han conseguido premios en las actividades relativas a alfabetización en la UNESCO; seis de ellas fueron altamente elogiadas. A finales del siglo pasado, la tasa de jóvenes analfabetos descendió hasta menos del 5% .

Durante largos años, bajo la orientación política del gobierno chino y la garantía de las leyes y reglamentos legales incluyendo la Ley de Educación Obligatoria, la Ley de Educación y la Ley de Magisterio, la meta de divulgación básica de la educación obligatoria de nueve años se materializó en lo fundamental en todo el país a fines del siglo XX. En 2000, la educación obligatoria de nueve años cubrió el 85% de la población nacional, la tasa de matrícula bruta de escuelas medias llegó al 88.6% y la de matrícula de los niños en edad escolar ascendió al 99.1%, lo que superó el nivel medio de los países en vías de desarrollo en el mismo período.
La educación superior hizo rápidos progresos. Las diversas disciplinas abarcan las ciencias filosóficas, la economía, los derechos, la pedagogía, la literatura, el arte, la historia, el neoconfucianismo, entre las otras. Al mismo tiempo, se ha establecido y consolidado el sistema de títulos académicos. En 1980 se publicaron por primer vez los Reglamentos de Títulos Académicos. Hasta finales de 2001, existían en el país 1.225 centros de enseñanza superior regulares, con 7.190.000 matriculados, lo que supone una vez y medio más que los de 1995; los centros docentes superiores para adultos sumaron 772 con 4.560.000 matriculados; las entidades de postgraduados totalizaron 738 con 393.000 estudiantes.
A la par de la corriente de desarrollo educativo internacional, en 2001 China puso en práctica formalmente el sistema de calificación de magisterio, en aras de elevar la calidad conjunta de los maestros. Conforme a lo establecido por este sistema, sólo los que obtienen la calidad de magisterio según la ley y poseen el certificado concerniente pueden dedicarse a trabajos docentes. En la actualidad, en todo el país hay 221 escuelas pedagógicas superiores con 1.099.700 matriculados y 683 escuelas pedagógicas medias con 769.800 matriculados, mientras que el número de maestros sobrepasa los 10 millones.
Al entrar en el siglo XXI, el Gobierno chino presta mayor atención a la causa educativa considerándola como una de las prioridades del desarrollo económico y social de su país. Según los planes del Ministerio de Educación, antes de 2010 la educación superior alcanzará la meta de la popularización, es decir, la tasa de admisión entre la población en edad adecuada (18-22 años) llegará al 15%, en contraste con el 9% en la actualidad.

 

 

 

 


Copyright China Internet Information Center. All Rights Reserved
E-mail: webmaster@china.org.cn Tel: 86-10-68326688