Protección medioambiental

Cooperación internacional y cumplimiento de convenios

 

En los últimos años, China ha intervenido de forma activa en los diversos asuntos internacionales importantes sobre el medio ambiente, desempeñando un papel cada día más influyente en el campo del ambiente y el desarrollo internacionales. Desde que la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambios Climáticos entró en vigor en 1994, China ha insistido en los principios en las negociaciones internacionales sobre este tema, y ha adoptado medidas eficaces salvaguardando los derechos e intereses justos de su país y de los otros países en vías de desarrollo. A tenor de las exigencias del Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono, todos los países deben reducir gradualmente el uso de sustancias como el gas freón, que desgastan dicha capa.

Gracias a su aprovechamiento positivo de los fondos multilaterales de la ONU destinados a la protección de la capa de ozono, China se dedica a la explotación de sustancias alternativas. Algunas técnicas chinas en la materia se han puesto en la primera línea internacional. Gracias a ello, China ha cumplido anticipadamente las normas consignadas en el Convenio. China exporta materiales alternativos. Los refrigeradores y acondicionadores de aire libres de freón son preferidos en el mercado de los países desarrollados de Europa y EE.UU.
Los departamentos gubernamentales de protección del medio ambiente aprovechan al máximo los fondos otorgados por las organizaciones financieras y ambientales internacionales. A partir de la fundación de los Fondos Globales para el Ambiente en 1992, China ha utilizado en total 230 millones de dólares, la más alta cifra a escala global. El Banco Mundial viene invirtiendo en la urbanización china, tomando como prioridad los recursos acuíferos y la protección ambiental de la ciudad. Desde el primer proyecto iniciado en 1985, esa institución financiera ha apoyado 30 planes de construcción infraestructural urbana, otorgando unos 5.000 millones de dólares en préstamos, con un volumen total superior a los 10.000 millones de dólares. La mitad de las inversiones se ha asignado a la construcción de instalaciones de recogida y tratamiento de aguas residuales y los organismos pertinentes, en 15 provincias y ciudades, incluidos cuatro municipios directamente subordinados al Gobierno Central. A fines de 2001, el plan de control de lluvia ácida y de protección medioambiental en la provincia central china de Anhui logró 147 millones de dólares en préstamos proporcionados por el Banco de Desarrollo de Asia.



 

 


 

Copyright China Internet Information Center. All Rights Reserved
E-mail: webmaster@china.org.cn Tel: 86-10-68326688