Vida del pueblo
Consumo de los ciudadanos
 

En el mercado chino ya se ha eliminado la escasez de los artículos de consumo cotidiano y de los alimentos. El consumo de los habitantes chinos ha experimentado un notable cambio en su estructura. Entre sus egresos, ha bajado notablemente el porcentaje de los gastos por los alimentos, la ropa y otros artículos básicos de la vida cotidiana. Mientras tanto, el porcentaje de los gastos por la vivienda, el transporte, las telecomunicaciones, la salud y las actividades culturales ha aumentado con celeridad. La calidad de la vida del pueblo ha mejorado en gran medida.

El coeficiente Engel de consumo (el porcentaje de los gastos de alimentos sobre el total de los egresos) de los habitantes urbanos y rurales bajó de 57,5% y 67,7% en 1978, a 37,9% y 47,7%, en cada caso, en 2001. Los habitantes urbanos tienden a buscar la comida de mejor calidad, más fina, nutritiva y fácil y salen a comer en restaurantes con más frecuencia, Las verduras limpias y los alimentos de congelación rápida y semipreparados tienen muy buenas ventas en supermercados y almacenes. Es obvio que ahora los habitantes rurales consumen menos alimentos básicos y más carne. En cuanto a la ropa, la gente prefiere los vestidos más variados y de categoría mediana y alta que aquéllos monótonos y de poco valor, a la vez que el consumo de individualidad se convierte en una moda y el porcentaje de consumo de confecciones se ha elevado notablemente.
Asimismo, han mejorado enormemente las condiciones de viviendas, transporte y telecomunicaciones. La cantidad de artículos duraderos de consumo, tales como electro-domésticos, se ha incrementado en mayor medida y su calidad se ha mejorada. Los televisores de gran pantalla y alta definición, los refrigeradores de amplia capacidad y varias puertas y las lavadoras automáticas de tambor rotatorio, digitalizadas y con bajo ruido, se han convertido en la primera elección de los residentes urbanos para renovar sus electrodomésticos. El acondicionador de aire, el televisor de pantalla supergrande para uso doméstico, el calentador para ducha y los muebles de categoría alta y mediana constituyen los favoritos de los habitantes. Al mismo tiempo, el sedán, el filmador, la computadora y el aparato para tonificar el cuerpo han comenzado a entrar con celeridad en los núcleos familiares.
Mientras se intensifican las satisfacciones de orden material, la vida espiritual y cultural de la gente se ha enriquecido. Los gastos destinados a las actividades culturales y artísticas, al fortalecimiento y cuidado de la salud y a la asistencia médica e higiene del pueblo, con vistas a cultivar sentimientos nobles y lograr una salud física y mental, se han elevado de forma sostenida, a la vez que se elevan los gastos destinados a la educación no obligatoria de los hijos y su reeducación.



 

 


 

Copyright China Internet Information Center. All Rights Reserved
E-mail: webmaster@china.org.cn Tel: 86-10-68326688