2011Fotos>Fotos del día>
spanish.china.org.cn | 30. 03. 2020 | Editor:Eva Yu Texto

Gremio de armas busca la reapertura de sus negocios en California

Palabras clave: COVID-19 ,California

 

 

Ante la amenaza del coronavirus, los países han hecho mano a una serie de restricciones para evitar su propagación. En California, su gobernador Gavin Newson, ordenó el cierre de negocios no esenciales, entre ellos el de armas.

Sin embargo, la Asociación Nacional del Rifle (ANR) y grupos afines no ha recibido para nada bien la noticia y el fin de semana anunciaron que presentarían una acción contra Newson, la cual lo obligaría a permitir la reapertura de estas tiendas.

“Las circunstancias planteadas por el brote del coronavirus (" COVID-19 ") son notables, pero no son excusa para que el gobierno limite ilegalmente la libertad”, aseguran los demandantes. “Lo relevante de mantener la actividad de empresas vitales para la seguridad, la salud y el bienestar de los californianos enfatiza la necesidad de una mayor seguridad en tiempos de incertidumbre y es precisamente cuando los demandantes y sus miembros deben poder ejercer sus derechos fundamentales de portar armas”, concluyen.

El sector busca que los locales de venta de estos artículos sean declarados esenciales. La demanda incluye a Sonia Angell, directora del departamento de Salud Pública de California, Alex Villanueva, sheriff del condado de Los Ángeles, y Barbara Ferrer, directora de Salud Pública del condado de Los Ángeles.

En tanto, el colectivo de prevención de violencia armada, Brady, aseguró que la Asociación Nacional del Rifle está equivocado y prioriza sus ganancias sobre la salud pública.

“En este momento cuando todos necesitamos sacrificarnos para aplanar la curva y detener esta pandemia, es inquietante que la ANR no ceda en su propósito primordial: aumentar las rentas de la industria de armas a cualquier costo”, recalcó su presidente, Kris Brown. “No existe el derecho constitucional de propagar el coronavirus al comprar, armas o cualquier otra cosa”, aseveró.

Pero no solo California se encuentra en este dilema, el gobernador de Pensilvania, Tom Wolf, recibió un pedido similar con el argumento de haber violado la Segunda Enmienda. La acción permitió la operación de ciertos negocios de armas aunque limitada.

En las últimas dos semanas, la venta de armas subió en gran medida en Estados Unidos ante el incremento de casos de infectados. Las personas las acumulan ante el temor que la pandemia provoque disturbios sociales.

 

   Google+