2011Fotos>Internacional>
spanish.china.org.cn | 13. 12. 2018 | Editor:Elena Yang [A A A]

Primera ministra británica enfrenta moción de censura

Palabras clave: Primera ministra británica enfrenta moción de censura

REINO UNIDO-LONDRES-PRIMERA MINISTRA-VOTO DE CONFIANZA

El secretario de Estado para Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales de Reino Unido, Michael Gove, es seguido por un simpatizante anti-Brexit mientras se dirige a las Cámaras del Parlamento, en Londres, Reino Unido, el 12 de diciembre de 2018. Los parlamentarios del Partido Conservador de Reino Unido iniciaron la noche del miércoles el proceso para un voto de confianza contra la primera ministra Theresa May, el primero de su tipo en cerca de 40 años. La votación decidirá el destino político de la primera ministra, si conservará el puesto o tendrá que dejarlo.


Los parlamentarios del Partido Conservador de Reino Unido iniciaron esta noche la votación sobre una moción de censura contra la primera ministra Theresa May, la primera de su tipo en cerca de 40 años.

La votación, realizada a puerta cerrada, inició a las 18:00 GMT y se espera que termine a las 20:00 GMT. Los resultados podrían anunciarse alrededor de las 21:00 GMT.

Horas antes de que iniciara la votación, medios informaron que es probable que May supere la moción de censura porque 158 parlamentarios conservadores han expresado públicamente su apoyo a la primera ministra.

La votación decidirá el destino político de la primera ministra: si conservará el puesto o si tendrá que dejarlo.

Justo antes del inicio de la votación secreta, May dijo a los parlamentarios tories (conservadores) en una reunión crucial que no se presentará en las próximas elecciones para recibir más apoyo de los legisladores de su partido.

La última moción de censura realizada antes de la de May fue contra la administración del primer ministro James Callaghan en marzo de 1979. Después de la derrota, Callaghan se vio obligado a celebrar elecciones generales en mayo de ese año, en las que fue derrotado por Margaret Thatcher del Partido Conservador.

Tanto Sky News como Daily Telegraph informaron que 158 parlamentarios tories expresaron en público su apoyo a la primera ministra, una cantidad suficiente para ganar la moción de censura de esta noche.

May necesitará el apoyo de más del 50 por ciento de los 315 parlamentarios conservadores para retener el poder, o 158 en total.

Si la primera ministra triunfa, no podrá haber otra moción durante un año.

Pero si pierde, May debe dimitir y se realizará una competencia por el liderazgo del partido en la que se prohibirá su participación. Todos los miembros conservadores del Parlamento pueden postularse.

Graham Brady, el líder del llamado Comité 1922, dijo que se había alcanzado el umbral requerido de 48 cartas de miembros del Parlamento para realizar una moción de censura del liderazgo del partido.

El Comité 1922, la organización que representa a todos los parlamentarios conservadores sin cargos en el gobierno, decide el procedimiento y establece el cronograma para una competencia por la dirigencia.

Brady dijo que los resultados serán "anunciados en cuanto sea posible en la noche".

En respuesta, la primera ministra dijo que "lucharé contra la moción con todo lo que tengo".

En una conferencia de prensa ofrecida afuera del número 10 de Downing Street, May dijo que un cambio de dirigencia en este momento crearía incertidumbre "en un momento en el que menos podemos permitírnoslo".

El primer acto de un sucesor si pierde, dijo May, sería extender o rescindir el artículo 50, el mecanismo que inició el plazo de dos años para que Reino Unido se retire de la Unión Europea el 29 de marzo de 2019.

May dijo que se ha dedicado incansablemente a lograr el Brexit y concluyó que "estoy lista para terminar el trabajo".

May no es la primera primera ministra conservadora que promete luchar para mantener su cargo ante los parlamentarios rebeldes.

Margaret Thatcher hizo la famosa declaración de "Yo lucho. Lucho para ganar" cuando enfrentó el desafío de Michael Heseltine en noviembre de 1990, sólo para dimitir luego que importantes tories le indicaron que se dirigía a la derrota.

La Dama de Hierro se convirtió en la única primera ministra en ser destituida del cargo por una votación por la dirigencia del partido entre sus propios parlamentarios.

Con distintas reglas en vigor en 1990, Thatcher derrotó 204-152 a Heseltine en una votación de parlamentarios tories después de que Heseltine desafió su posición.

Pero el margen de su victoria fue un poco inferior al 15 por ciento requerido por lo que se realizaría una segunda votación.

En un principio, Thatcher tenía la intención de participar en otra votación, pero después de consultar con el gabinete decidió retirarse de la competencia.

La competencia fue ganada en última instancia y de forma sorpresiva por su ex ministro de Hacienda, John Major.

1   2   3   4   5   >  


   Google+